23 de Mayo 2024, 19:00 h
Colegio Mayor Rector Peset. Valencia

Tejiendo redes feministas

Ponentes: Maribel Domenech Ibáñez, Artista interdisciplinar e investigadora en arte, genero, textil y tecnología. 2002-2021 Catedrática de Escultura en la Universitat Politècnica de València. y Clara Albacete López, Creadora y directora PROYECTO DAR (DONES ARTISTES RURALS)

Conferencia enmarcada dentro del Seminario “Qué pintan las mujeres”.

Maribel Domenech Ibáñez:

Arte y tejido, vida cotidiana, conciencia social y feminismo como forma de vida.

Las palabras de Simone de Beauvoir son inspiradoras, motivan mi obra y la escritura de esta reflexión: “Estar presente en el mundo implica, en sentido estricto, que existe un cuerpo que es, al mismo tiempo, una cosa material en el mundo y un punto de vista sobre ese mundo …”

Escribir sobre mi trabajo y generar un texto que pudiera expresar con la palabra escrita, aquello que ha sido producido y construido con la expresión artística, no ha sido fácil. Ante la pregunta ¿Por qué hago arte? Solo puedo responder que, por necesidad, es una actividad que me permite pensar, mirar y construir o deconstruir el mundo. Puedo plasmar la confusión de mi vida, mis deseos, logros, fracasos y ataduras, me hace sentir libre, me hace dudar, me permite involucrarme con lo público y lo privado, lo social, lo político, comprometerme siempre, me hace sentir viva.

Mi padre escultor y mi madre modista marcaron el camino de mi trabajo, yo no fui consciente de ello hasta mediados de los 90, el IVAM organizó una exposición colectiva de escultores valencianos comisariada por María Teresa Blanchy para el catálogo nos pidió a las/los artistas escribir un currículo narrado sobre los aspectos que habían incidido en la formación y evolución del trabajo creativo: orígenes, experiencias vitales, artistas que había conocido, visita a grandes exposiciones, … de aquel relato he extraído muchas anotaciones, que han sido muy útiles para replantear esta introspección.

Debo señalar la cantidad de materiales diferentes con los que he experimentado y los nuevos medios artísticos que he utilizado, durante todo este tiempo no he dejado de experimentar con: hierro, aluminio, plásticos rígidos y flexibles, textiles de todo tipo, luz eléctrica de todo tipo, cables eléctricos y sonoros, materiales industriales que se localizan siempre en el hogar. También con aquellos materiales próximos a las actividades pesqueras de mi entorno, hilos de pvc de distintos grosores y colores, pesas de plomo, anzuelos, boyas de aluminio, vidrio y pvc…

Desde 1994 utilizo como proceso creativo la acción de tejer por su poder narrativo y simbólico, me parece importante sacar a la esfera pública esa labor invisible que realiza la mujer tejiendo en el espacio privado de la casa, sacarlo de la marginalidad y situarlo en el espacio de la visibilidad y de la fruición pública por medio del arte. Rocío de la Villa comenta que: Con el derrumbe de los grandes relatos, en las últimas décadas hemos asistido a la emergencia de la necesidad de narrar la vida cotidiana. Una alteración del orden del discurso que ha atravesado las ciencias humanas y también las prácticas artísticas, diseminada en la vida ordinaria de quienes antes no habían sido sujetos de la historia, como las mujeres. También de otros colectivos marginados y oprimidos. E incluso en las maneras de hacer que animan los lugares en la vida corriente de las comunidades.

De Beauvoir, Simone: El segundo sexo, Siglo Veinte, Buenos Aires. 1968.

Els 90 en els 80. Proposta dEscultura Valenciana. 1995. IVAM,Centre del Carme. València.

Clara Albacete López:

Ser mujer, artista y residir en un medio rural supone una triple dificultad para desarrollarse profesionalmente.

El desconocimiento del funcionamiento del mercado del arte y de la ardua labor empresarial que conlleva la óptima gestión de una carrera artística, provoca que el colectivo de mujeres artistas rurales apenas pueda visibilizarse como creadoras, ni tampoco vivir de su producción artística. Se encuentran con serias dificultades para desarrollar sus proyectos personales, profesionales y familiares en condiciones de equidad, por cuestiones económicas (empleo, acceso a oportunidades, formación, etc.) y sociales (problemas de conciliación, dependencia, etc.), lo que genera una brecha de desigualdad y en consecuencia, el éxodo hacia otros territorios. Ante la falta de perspectiva, estas mujeres se ven obligadas a trasladarse a zonas urbanas en busca de oportunidades, lo que contribuye aún más a la despoblación y a la escasez de circuitos artísticos que pueden nutrir de forma efectiva los núcleos rurales. Estos territorios que se hallan en riesgo extremo de despoblación cuentan con un grave problema para fijar a las mujeres en el medio rural. 

El Plan estratégico antidespoblación de la Comunidad Valenciana indica que la masculinización territorial se observa en 3⁄4 de los municipios valencianos.

En el Proyecto DAR se funciona con parámetros de desarrollo, sostenibilidad y equilibrio. Se les ofrece a las artistas visuales, fórmulas innovadoras y alternativas económicas viables para responder al principio de igualdad de oportunidades a través del acceso a la formación para la profesionalización de las mujeres artistas visuales, que a su vez, puedan conciliar el ámbito laboral y familiar. Responde a una carencia que las propias artistas formadas en las facultades de bellas artes reclaman: esa falta de conocimiento y puesta en práctica sobre el conocimiento del mercado del arte y su profesionalización cómo productoras artísticas.

El proyecto considera que el acceso a las TIC es fundamental para el desarrollo profesional, por eso ofrece un programa con una plataforma virtual donde imparte sesiones online para su profesionalización. Su objetivo es el asesoramiento, acompañamiento y orientación para el empleo y el emprendimiento. También promociona la producción artística de las artistas y genera proyectos colaborativos para desarrollar el trabajo en equipo y fomentar la creación de colectivos artísticos.

Consideramos que es necesario incentivar el talento de las mujeres artistas, ya que creemos que la integración de género se realiza por doble partida, tanto en el arte, como en el medio rural, por lo que es un elemento estratégico.