Hace falta valor y ser corto de miras para cancelar un proyecto ya aprobado y financiado por las Instituciones Europeas como es Women’s Legacy, cuyo objetivo principal es incluir en los libros de texto la aportación de las mujeres a la cultura universal.

Lo hemos visto con la actual crisis sanitaria en la que algunos medios hablaban de insolidaridad. No solo. Si se analiza con mayor perspectiva, es difícil no ver las líneas maestras que convergen en hoy colocarse por encima del bien común y mañana.., señalar con el dedo a esas minorías a las que culpar de nuestros males

Ahora que, dadas las circunstancias, se habla con insistencia de un cambio de valores y de objetivos con los que afrontar esta crisis sistémica que afecta a toda la humanidad, no puedo dejar de recordar a tres filósofas que en el siglo pasado ya dieron la voz de alerta. Me refiero a María Zambrano, Hannah Arendt y Simone Weil.

.