Los ritos nos ayudan contra el olvido, nos refrescan en la memoria lo que hemos vivido antes y nos hacen pensar en lo que aún nos queda por vivir para recordarnos cómo podemos hacerlo mejor

.