Opinar por opinar, o como decimos en valenciano parlar per parlar, es lo que se lleva. Si tuviésemos que utilizar otra expresión popular para definir esto lo concluiríamos con que «la ignorància és la mare de l’atreviment».

La educación que recibían las mujeres en el pasado es uno de los temas que ha concitado mayor interés en los estudios de género. Ni que decir tiene que el acceso a la educación, tanto para las clases altas como bajas, iba dirigida a prepararlas para ser buenas esposas y madres. Las mujeres aprendían a leer y a escribir y se les instruía en aquellas tareas que les ayudaban a cumplir sus funciones domésticas

Negar la violencia de género obedece a un tipo de rearme ideológico masculino con el que se pretende desactivar el avance del feminismo y obstruir el camino hacia la igualdad.

EMERGÈNCIA FEMINISTA: MANIFESTACIÓ NOCTURNA 20S VALÈNCIA
20 de Setembre: Plaça de la Mare de Deu a les 20 h.
Convoca: Moviment Feminista de València

Aquest estiu estem vivint una barbàrie. El terrorisme masclista,
continua mostrant les pitjors de les seues cares de nou. Lluny que la
situació millore, hem viscut uns mesos de juliol i agost que seran
recordats com dels pitjors en més d’una dècada.

Assassinats, parricidis, tracta, pederàstia, extorsió,
desaparicions, ramats, violacions. Les dones som espentades a viure
amb el terror. No podem esperar al 25N, no podem començar un nou curs
escolar, un nou curs polític, no podem tornar a la rutina com si res
haguera passat. És urgent i necessari demostrar que el moviment
feminista està sempre present, i donar resposta contundent davant els
fets que ens han aterrit en el que portem d’estiu.

El 20 de setembre omplirem els carrers i la nit de llum violeta amb
una Manifestació Nocturna, amb un símbol la llum violeta. Enfront de
la barbàrie, enfront de la foscor, enfront de la por, la
intimidació, enfront de tot el que ens han arrabassat, llum violeta.
Totes juntes, amb fanalets, llanternes, veles, mòbils… eixim i
deixem que el feminisme il·luminen els carrers, que ens vegen, que
sàpien que no tenim por

Us demanem que convoqueu a les vostres ciutats, els vostres municipis,
els vostres barri, que el 20S siga recordat com el dia en què la nit
es va fer violeta.

#luzvioleta #20SSOS #EmergenciaFeminista #nochevioleta #feminismo
#feminismoobarbarie #niunamenos #8m #niunamas #yositecreo #patriarcado
#violenciamachista #violenciadegenero #feminicidio #sororidad #bastaya
#vivasnosqueremos #hastaelcoño.

Aquests són els enllaços de xarxes de la campanya: amb cartells,
imatges, vídeos, per a fer ús i compartir tot. I la informació de
totes les convocatòries en tots els territoris.

RRSS
Twitter: @emergenciafem
Instagram: @emergenciafeminista
Facebook:https://www.facebook.com/pages/category/Community/Emergencia-Feminista-103864137628300/

El BCE tomó medidas para reducir su brecha de género pero las mujeres siguen presentándose menos para optar a los mandos intermedios. No se trata de que las mujeres nos ‘masculinicemos’ para alcanzar el poder ni de que entremos sin más en las estructuras para que éstas puedan presumir de que ya son paritarias sino de que repensemos y transformemos las propias estructuras.Si llegar a determinadas posiciones implica trabajos absorbentes que impiden cuidar y autocuidarse la pregunta no sería tanto por qué las mujeres se autoexcluyen sino cómo es posible que los hombres lo acepten sin rechistar y no reclamen otra cosa

Ninguna de esas ideas que defiende la derecha tiene que ver con lo que realmente proclama el feminismo ni es verdad que las políticas feministas tengan los efectos que le achacan. Es una burda caricatura, o más bien una simple mentira, afirmar que el feminismo equipara a todos los hombres con maltratadores o violadores

Las condiciones laborales actuales hacen que la norma española pueda estar discriminando por razón de sexo a las empleadas del hogar, según un estudio de la Fundación Alternativas elaborado por la investigadora Arantxa Zaguirre.Los sueldos de las empleadas domésticas representan, de media, el 44% del salario promedio de la economía, “lo que explica las tasas diferencialmente altas de riesgo de pobreza y exclusión social” del colectivo.Es el único trabajo donde el despido puede ejercerse sin causa, solo por “desestimiento” del empleador, algo que, señala el informe, está prohibido por la Organización Internacional del Trabajo.

.